Saltar al contenido principal
Oftalmo PV

Hablemos de: Síndrome del Ojo Seco

El Síndrome del Ojo Seco, se compone de diferentes alteraciones en la vista producidas por resequedad en el ojo, debido a un déficit de lágrima o lágrima de mala calidad.

Función de las lágrimas

Los ojos necesitan las lágrimas para mantenerse húmedos y saludables.  Las glándulas encargadas de producirlas, lo hacen para limpiar y lubricar la superficie ocular y estructuras vecinas. Las lágrimas protegen la córnea, nutren y mejoran la calidad refractiva de la superficie ocular.

¿Pero qué pasa cuando no producimos suficientes lágrimas o éstas son de mala calidad? 

Comienzan a aparecer signos de incomodidad, como sensación de «basura» o literalmente resequedad en los ojos, comezón e incluso visión borrosa o cansancio visual que pueden provocar limitación para realizar ciertas actividades cotidianas. 

Lagrimeo

Aunque suene contradictorio, un lagrimeo constante también es signo de este padecimiento, más no es exclusivo, como veremos adelante. 

Ojo rojo

Los vasos sanguíneos de la superficie ocular se dilatan en un intento por restaurar el equilibrio de las células o del interior del ojo. Este síntoma es compartido por muchas condiciones patológicas, por lo que es muy importante estudiar su causa. 

¿Cómo saber si tengo ojo seco?

Un oftalmólogo debe ser quien complete el diagnóstico con los hallazgos en consulta. Lo ideal es que le comentes sobre tu malestar de la manera más precisa para que pueda identificar qué trata de decirnos tu ojo con ese síntoma.

Evaluación

Un ejemplo de las pruebas que puede hacer tu oftalmólogo, es el test OSDI (siglas en inglés Ocular Surface Disease Index) ayuda a determinar el grado de ojo seco, evaluando en los pacientes cuándo han presentado síntomas y si les sucedió varias veces en determinado tiempo.

Síntomas

  • Picazón
  • Sensibilidad a la luz
  • Sensación de arenilla 
  • Dolor de ojos
  • Visión borrosa
  • Ojos rojos

Algunos de los escenarios que calcula esta prueba son la limitación o impedimento para realizar actividades diarias como leer, usar la computadora, manejar de noche o por factores del ambiente (zonas con aire acondicionado, por ejemplo).

Otros padecimientos asociados

La blefaritis es la inflamación en el borde de los párpados. Existen dos tipos. La primera, blefaritis anterior, es causada por el exceso de grasa, infección o parásitos. La segunda se conoce como Blefaritis posterior, lo causa la disfunción de las glándulas sebáceas de los párpados. Esta última se asocia con el ojo seco, de ahí que compartan síntomas. 

Meibomitis

La meibomitis es una condición que también se asocia a la blefaritis. Como mencionamos, los párpados tienen unas glándulas diminutas que producen una secreción cuya tarea es mantener la película lagrimal regular y estable sobre el ojo. Si se produce menos de lo habitual o de mala calidad, entonces quienes lo padecen pueden presentar síntomas de ojo seco. 

Además  pueden deberse a alergias, rosácea o cambios hormonales o dietéticos, los cuales también deben ser tratados para un cuidado integral.

Alivia los síntomas y cuida la superficie de tu ojo

Como ves, existen padecimientos que comparten señales. El objetivo de este artículo es que entiendas la variedad de condiciones que pueden significar algunos síntomas. Esto ya que en el intento de querer tratar en casa o automedicarse dejamos de lado el origen. Muchas veces pensamos que el ojo rojo, por ejemplo, es un padecimiento por sí solo, sin embargo, es señal de que algo más está sucediendo.

La recomendación siempre será que acudas a revisión con un especialista para que haga un diagnóstico y tratamiento individualizado. ¡Solicita una consulta!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Llamar
WhatsApp
Email
Ubicación